Cuando la eyaculación se complica

GeiserEyacular para muchos varones no es complicado, aunque para otros toma más tiempo de lo deseado. Me refiero a la eyaculación retardada o retrasada, una disfunsión sexual que afecta a algunos hombres.

La eyaculación demorada —como también se le nombra– se da cuando el orgasmo masculino se retrasa durante una relación sexual o durante la masturbación, y se debe a problemas físicos o psicológicos. Si bien el hombre puede sostener una erección y puede excitarse sexualmente sin complicaciones, la eyaculación tarda más de lo que se considera la duración promedio de una relación sexual.

Esta condición puede extenderse a lo largo de la vida sexual del varón afectado o puede ser temporera. Las causas que provocan que la eyaculación se retrase varían desde una condición médica hasta algún factor emocional. Pero, lo más preocupante es que cuando el orgasmo se alarga demasiado puede causar insatisfacción sexual, frustración e infertilidad.

¿Qué puede ocasionar que el orgasmo se demore?

Hay varios factores que pueden provocar que un hombre tenga dificultad de eyacular. Entre éstas hay condiciones médicas como defectos de nacimientos —particularmente aquéllos que afecten el sistema reproductivo—, ciertas lesiones a los nervios de la pelvis o alguna infección del tracto urinario. Asimismo, la diabetes, los infartos, algunas condiciones hormonales (incluyendo problemas de tiroides) o daños a la médula espinal pueden afectar la eyaculación.

Además, las cirugías —específicamente a la próstata—, así como las siguientes causas: el abuso de drogas ilegales, el alcoholismo, la depresión, la ansiedad y el estrés pueden retrasar la expulsión de semen. Ciertas condiciones psicológicas como la insatisfacción de un individuo con su cuerpo (que se considere feo o indeseable), las creencias religiosas o culturales (los llamados tabúes), los problemas de parejas o cuando una pareja mantiene expectativas difíciles de lograr durante las relaciones sexuales (por ejemplo, el de obtener orgasmos a la misma vez) pueden perturbar la eyaculación del hombre.

La eyaculación se puede retrasar debido a algunos medicamentos antidepresivos, o los que se recetan para controlar la presión arterial alta. Ciertos diuréticos, anti psicóticos y fármacos para las convulsiones pueden demorar el orgasmo, igualmente.

Complicaciones y tratamientos

Como ya se había mencionado, las complicaciones más preocupantes son: la insatisfacción sexual y la infertilidad. Por ejemplo, cuando un hombre experimenta la eyaculación retrasada durante el coito con su pareja se puede dar la insatisfacción sexual de parte de ambos. Es decir, debido a la prolongación del acto sexual, se puede desistir del mismo por fatiga o por frustración. Otras consecuencias son: irritabilidad, estrés, pérdida de la erección o que la pareja pida detener las relaciones sexuales sin haber alcanzado el orgasmo.

Por supuesto, la falta de eyaculación puede provocar infertilidad, ya que el hecho de no llegar a la eyaculación o el de detener el acto sexual sin conseguirlo, incapacita al hombre de embarazar a la mujer. Evaluar qué provoca estas complicaciones, ya sea por parte física o psicológica puede determinar el tratamiento a seguir.

Si la eyaculación se demora por un tiempo extenso, debes considerar hablar con tu médico primario. Si notas que la estimulación sexual previa al coito (caricias, besos, etc.) causa excitación y provoca una erección, pero el coito puede extenderse por más de 30 minutos sin que haya eyaculación; y, como consecuencia, esto ocasiona alguna de las complicaciones mencionadas o si simplemente se ha convertido en una situación insostenible para ti y para tu pareja, hablarle a tu doctor de tus preocupaciones es lo recomendable. Él puede referirte a un urólogo que te examinará para descartar dolor o anormalidades en los genitales.

También podría ser necesario realizar pruebas de sangre. De esta forma se puede confirmar o descartar condiciones como la diabetes, se pueden verificar los niveles de testosterona u otros problemas de salud. Pero si el problema no es físico, un psicólogo podría ayudarte a entender el porqué experimentas eyaculación demorada. También debes evaluar si es un problema que se presenta cuando estás con tu cónyuge o con ciertas parejas sexuales o si solo eyaculas al masturbarte o al tener sexo oral.

Si sospechas que es un problema que se complica cuando estás con tu pareja, es conveniente que seas honesto con la persona. Una conversación puede ayudarlos a relacionarse íntimamente y, juntos, podrían tratar de solucionar la situación mediante estimulación sexual o posiciones sexuales distintas u otra forma que te facilite la eyaculación en un tiempo satisfactorio.

Ciertamente, las causas que provocan que la eyaculación se retrase o no suceda del todo varían, y no deben tomarse como algo normal. Es aconsejable que consultes con tu médico si la eyaculación retardada se convierte en una situación desesperante.

*Aclaración: Algunos hombres no experimentan el orgasmo y la eyaculación a la misma vez. Ciertos varones eyaculan antes o después del orgasmo, otros no eyaculan, pero pueden tener orgasmos y viceversa (http://ow.ly/UNHiQ).

Fuentes: mayoclinic.org, webconsultas.com y sexualhealth.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *